Archive for the Homenaje Cronica de ese niño solo Por Fabiana Gaimaro Category

El Adiós! Crónica de ese niño solo. Leonardo Favio.

Posted in Homenaje Cronica de ese niño solo Por Fabiana Gaimaro with tags , on noviembre 6, 2012 by Fabiana Gaimaro

November 05, 2012

Por FGaimaro

 

Crónica de ese Niño Solo…

Y la imposibilidad de ser objetiva, sobre todo cuando estas palabras te nombran.

Como no homenajearlo, como no entristecer ante la noticia , a pesar que hace demasiado tiempo , este luchador la venía batallando con la vida.
Sin embargo no paró como era de esperar y a él siempre le siguieron los puntos suspensivos, y Así hasta aquel cercano año 2007 donde decidió reponer NICETO.
 
 
Despedirlo es una manera de decirle hasta luego.
 “Y hoy Corte una FLOR-….” Y No llovía, sin embargo una vez más lloró mi corazón al recordarte en la infancia, en cada una de tus realizaciones, en las charlas, y  en esa charla pendiente que quedó por hacer allá por el 2007 también, aún conservo guardado aquel papelito que ya te costaba escribir.
 
Realizador, Intérprete, Militante de la Vida y Ejecutor de la ideas sin igual.
No puedo ser demasiado objetiva, no puedo dejar de llorar o sentir con gran dolor tu ausencia, simplemente no sólo me ocasiona una gran Emoción-Admiración,  mezcla rara de penúltimo linyera…. de aquellos pequeños años míos allá en el Cole y seguramente si algunos de los chicos aquí hoy adultos están leyendo esto en la red, recordaran el paso de Leonardo, de su esposa como de Norma por el Cole: ” Cuando los chicos éramos chicos con sueños de grandes!!!, Leo tu hijo soñaba también la música, Oscar tu sobrno tal vez con el teatro y mientras tanto ,  los sueños eran sueños de niños, deseos de grandes, pero al verte y escucharte comprendí que eran Posibles!
Y ahí sensillamente te conocíamos a través de nuestros padres a través de las canciones, de tu amor por Carola , de tanto tanto talento.
 
Cuanta admiración real Jury, cuanta para decirte Hoy, aquí nos quedö todo, enteramente todo, sin más puntos suspensivos… con un final abierto a la vida nueva, a la pantalla gigante o a esa historia de “Ese niño solo, ese niño que guardaste , que mostrabas o dejabas salir en cada momento que fuere posible vulnerablemente”.
 
La última vez logramos una pequeñita charla recuerdo , y nos quedó pendiente esa otra gran ! ,Te recuerdo con tu premio una vez más y tu lucha por seguir apostando a la vida, peleándole al movimiento y al impedimento , valga la redundancia a SEGUIR, porque siempre quedaba algo más por hacer!!!
Cuanto trabajo logrado, cuanta idea  e ideales puestos en la mesa y materializados en imágenes que son las que nos acompañarán en lo que resto de nuestros días.
No es simplente un homenaje más, es mucho más-
 
 
Leonardo Favio , ese niño oriundo de Mendoza, que allá por el 38′ llegaba al mundo con una canción para darnos, con una historia por contar, con una soledad adormecida y con tanto talento imposible de poner en palabras a la hora de llorarte, y dejarse llevar.
 

Dejarte Volar en Primavera

Una película más , la propia, una historia más que no es más que la Tuya y que HOY bendigo haberte conocido y escuchado aquel consejo.
Toda mi admiración, todo el corazón y mi recuerdo Niño, mi memoria emotiva no tiene espacio para decirte cuanto te voy a extrañar!!!
 
De todos modos te seguiremos nombrando en Presente  compañero, te seguiremos viendo en cada flor, en cada verano de amores, como aquellos de los años 60¨´ …
En ese Tu comproniso, tu talento tus cabronadas, todo tu SER!!!! de Luz
 
 
 
 
Gracias por ponerle color a la Vida, por poner ideas a a disposición de un público ávido de conocer y compartir historias de vida.
 Gracias por tu militancia que nunca se enmascaró y se jugó Siempre por creer que eran mucho más necesario
LOS HECHOS QUE LAS PALABRAS.
Desde aquí mis condolencias a tu familia, nuestro mejor consuelo a tus hijos, nuestro abrazo eterno y una vez más
 
 
 
NUESTRO MEJOR GRACIAS LEONARDO!!!
 
Por siempre te llevará el alma mía muy presente. fuiste ese trocito de niñez y comprendí el significado de admiración aquella mañana de Mayo en Palermo cuando por primera vez a los 8 te escuche recitando aquello tan simple y tan eterno.
GRACIAS , ! No hace falta más.
 

 

TU VIDA QUE QUEREMOS RECORDAR

Nació el 28 de mayo de 1938, en la localidad de Luján de Cuyo, de la Provincia de Mendoza en Argentina. Falleció el 05 de noviembre de 2012. Nació en un barrio pobre y complicado, donde soportó el abandono de su padre. Pasó gran parte de su infancia internado; conflictivo, siempre escapó o se le expulsó. Una serie de robos pequeños le llevó incluso a la reclusión carcelaria. Estudió un tiempo como seminarista y más tarde intentó en la Marina: duró poco y se marchó con el mismo uniforme con el que sirvió a pedir limosnas en Retiro. Su madre, escritora de radioteatros, solía conseguirle “bolos” (pequeños papeles escasamente remunerados) en Mendoza; etapa en la que además comenzó a preparar sus primeros libretos.Origen Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina. Leonardo Favio, nombre artístico de Fuad Jorge Jury, es un reconocido productor cinematográfico, guionista, compositor, cantante y actor argentino.

Con sus películas ganó premios nacionales e internacionales, considerándosele un director de culto exitoso y respetado. Sus películas Crónica de un niño solo y El romance del Aniceto y la Francisca han sido consideradas como las mejores de la historia del cine argentino en dos encuestas entre especialistas.

Como cantante, fue uno de los precursores de la balada romántica latinoamericana en las décadas de 1960 y 1970, alcanzando el éxito en toda América Latina. Entre sus canciones más populares se encuentran “Fuíste mía un verano”, “Ella ya me olvidó”, “Para saber cómo es la soledad (Tema de Pototo)” de Luis Alberto Spinetta y “Chiquilladas” de José Carbajal. Sus canciones han sido transcriptas en más de catorce idiomas.

Una parte sustancial de la vida de Leonardo Favio se relaciona con su adhesión y militancia en el peronismo. Resultado de ello es su película Perón, sinfonía del sentimiento de 1999, con una duración de 6 horas.

Se marchó a Buenos Aires. Trabajó de extra en la película El Ángel de España (1958), del cineasta peruano Enrique Carreras, y posteriormente —bajo el padrinazgo de Leopoldo Torre Nilsson, Babsy comenzó su carrera de actor participando en filmaciones como El Secuestrador (1958) y Fin de Fiesta (1960), entre otras. Su dote de director nació con el cortometraje El Amigo (1960), contando ya con una obra a cuestas, pero inconclusa —El señor Fernández (1958).

Favio logró además de éxito en la crítica varios premios, tanto nacionales como internacionales. Reconocido como director de culto, fue parte de la segunda gama de directores que renovó el cine argentino. Entre los cabecillas de este nuevo cine en los ‘60 estaba su buen amigo Torre Nilsson y Fernando Ayala.

En 1965 estrenó su opera prima Crónica de un niño solo, producida por Luis Destéfano, aunque quien le aprobó el guión fue Torre Nilsson, quién no se ánimo a producirla.

En 1967 realizó El romance del Aniceto y la Francisca…, con Federico Luppi, Elsa Daniel y María Vaner. A menudo es mencionada como la mejor película argentina de todos los tiempos.

En 1969 Favio estrenó El Dependiente, basado en un cuento de su hermano y coguionista Zuhair Jury -también director, autor e intérprete-. La película fue catalogada por el entonces Instituto Nacional de Cinematografía (hoy Instituto Nacional de Cine y Artes Visuales-INCAA) de “exhibición no obligatoria”, significando la supresión del apoyo oficial argentino hacia el filme.

Fue entonces cuando Favio, quizá motivado por las trabas económicas que el cine le estaba significando, decidió lanzarse sorpresivamente al canto profesional, cosechando un éxito que le permitió en numerosas oportunidades solventar gran parte de sus películas.

Éxito y fama De pequeño Favio aprendió a tocar guitarra, intercambiando clases por trabajo. Antes del reconocimiento solo cantó en reuniones íntimas, entre amigos y familiares. Su debut como cantante le llevó a la Botica del Ángel, a manos de Eduardo Bergara Leumann. Ese mismo día un ejecutivo de la CBS le propuso grabar un disco, resultando el primer sencillo de Favio Quiero la Libertad, un gran fracaso. La productora entonces le aconsejó grabar Fuiste mía un verano y, O quizás simplemente le regale una rosa; íconos de su primer álbum, también titulado Fuiste mía un verano (1968). El disco resultó emblemático, constituyendo el más clásico de sus repertorios. Tras su participación en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, en Chile, Leonardo consolidó su fama internacional.

El éxito sofocó un poco a Favio. De una vida más bien tranquila como director, pasó a un mundo mediático, lleno de fanáticos y conciertos continuados; tanto le atochó la fama que llegó a encerrarse durante meses en su departamento. Luego de grabar su segundo álbum – Leonardo Favio (1969)- y en pleno apogeo de su éxito como cantante, dejó los escenarios para dedicarse por completo a su película Juan Moreira (1973). Nazareno Cruz y el lobo (1975, sobre el radioteatro de Juan Carlos Chiappe) consolidó a Favio como director, siendo esta la película más vista en la historia del cine argentino. En 1976, realizó Soñar, Soñar, con Gianfranco Pagliaro y Carlos Monzón y, tras el golpe militar, se fue al exilio.

En 1976 dejó Argentina, exiliado por la dictadura que sacudió al país hasta 1983. Comenzó entonces una gira por América Latina, donde vivió casi dos años junto a su familia. Luego se estableció en Colombia, en la ciudad de Pereira, desde donde realizaba giras por varios países del mundo, interpretando sus afamadas canciones. De regreso en Argentina, año 1987, reinició su carrera como realizador cinematográfico (filmó Gatica, el Mono, 1993) y continuó paralelamente la de cantautor, esta vez en giras más cortas debido al tiempo que le brindaba al cine.

Entre 1996 y 1999 realizó un documental – sin estreno comercial- titulado Perón, sinfonía del sentimiento. Favio relata en cinco horas y cuarenta y cinco minutos la situación de Argentina entre la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y la muerte de Juan Domingo Perón (1974).
Su última obra es El Romance de Aniceto y la Francisca. Favio interpreta el tema musical que cierra el film, el que a su vez es obra de su hijo, el músico y compositor, Nico Favio -premio Clarín al artista revelación 2005 por “Rodeado de Buenos Aires” y las actuaciones del incipiente “Material Pesado”.
Una parte sustancial de la vida de Leonardo Favio ha estado vinculada a su actuación en el peronismo.

Él mismo ha dicho: Yo no soy un director peronista, pero soy un peronista que hago cine y eso en algún momento se nota. En ningún momento yo planifico bajar línea a través de mi arte, porque tengo miedo de que se me escape la poesía.

Se incorporó al peronismo desde muy joven, impulsado por su propia experiencia positiva de los dos primeros gobiernos del presidente Juan D. Perón (1946-1952; 1952-1955), durante su niñez. Favio ha definido su pensamiento a partir de una concepción popular de la religiosidad católica y del culto a la Virgen María, sosteniendo que para él “Dios está al centro de todo; a la izquierda suelo llevar a la gente y a la derecha la estética”.

En 1972 fue invitado por Juan D. Perón a acompañarlo en el avión que lo llevó de retorno a la Argentina, luego de 18 años de exilio. Favio compartió el vuelo con otros invitados pertenecientes a las diferentes líneas internas del peronismo, entre los que se encontraban también Abel Cachazú, Antonio Cafiero, Héctor J. Cámpora, Hugo del Carril, Eduardo Luis Duhalde, Rodolfo Galimberti, Nilda Garré, Raúl Lastiri, Raúl Matera, Carlos Menem, el padre Carlos Mugica, Rodolfo Ortega Peña, José López Rega, Marilina Ross, José Ignacio Rucci, José Sanfilippo, Jorge Taiana, etc.

El 20 de junio de 1973 fue designado por el Partido Justicialista para ser el conductor del acto que iba a realizarse en los bosques de Ezeiza, con motivo del retorno definitivo de Perón a la Argentina. En la ocasión se produjo un grave enfrentamiento armado entre sectores internos del peronismo, conocido como la Masacre de Ezeiza, en el que murieron trece personas. Debido a su función de conductor del acto, Leonardo Favio ocupó un lugar central en el palco, desde el cual, cuando comenzaron los enfrentamientos, condenó a través del micrófono, las consignas que estaba cantando el peronismo revolucionario, uno de los grupos participaron de las confrontaciones. Durante el curso de los acontecimientos, Favio fue testigo del grado extremo de violencia que alcanzó la lucha, e intentó desesperadamente detenerla, en forma individual, llegando a amenazar ingenuamente a quienes golpeaban con brutalidad a militantes indefensos.

En 1967 había formado pareja con María Aleandro (María Vaner), notable actriz de ideas de izquierda con la que tuvo dos hijos. En 1974, un año después de separados, María Vaner fue amenazada de muerte por la organización terrorista de derecha Triple A, debiendo exilirse con los hijos de ambos en España. En 1976, ya instalada la dictadura militar, él mismo debió exiliarse, para volver recién en 1987.

En 1994, comenzó a hacer la película Perón, sinfonía del sentimiento, por encargo de Eduardo Duhalde, cuando era gobernador de la Provincia de Buenos Aires.

En 2009, con motivo de la edicion en DVD de su miniserie “Perón, sinfonía del sentimiento” expreso al diario argentino.

Desde la primera presidencia de Perón, éste es el mejor gobierno que hemos tenido. Están reconstruyendo un país, después del bombardeo que hemos sufrido(…). Creo a muerte en este gobierno.

Favio ha actuado en el peronismo sin circunscribirse a ninguno de sus sectores internos, ni desempeñarse como funcionario, aunque manteniendo relaciones habituales con el Padre Mugica, hasta su asesinato en 1974, referente del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo y los sindicatos, con los que siempre ha mantenido un vínculo estrecho. Por otra parte, todos los sectores internos del peronismo respetan y consideran a Favio como un importante referente cultural. Sus simpatías más profundas, sin embargo, pueden deducirse de la dedicatoria de Perón, sinfonía de un sentimiento, realizada en memoria de Héctor J. Cámpora, Hugo del Carril, Ricardo Carpani, Rodolfo Walsh, los trabajadores, los estudiantes y el Grupo de Cine Liberación (que integraran Fernando Solanas, Gerardo Vallejo y Octavio Gettino)

HASTA SIEMPRE
Que la Luz y todo el Brillo enciendan tu Alma !!!
Un clásico de aquellos locos 60
Ella, ella ya me olvidó
yo, yo la recuerdo ahora
era como la primavera
su anochecido pelo
su voz dormida al besoY junto al mar la fiebre
que me llevo a su entraña
y soñamos con hijos
que nos robó la playa

Ella, ella ya me olvidó
yo, yo no puedo olvidarla
yo, yo no puedo olvidarla.

Ella, ella ya se olvidó
de aquellas caminatas
junto a la costanera
y el pibe que miraba

Ella, ella ya me olvidó
yo, yo no puedo olvidarla
yo, yo no puedo olvidarla.

Ella, ella ya me olvidó
yo, yo la recuerdo ahora
como no recordarla
en cada primavera
si llega con la brisa
se la lleva la arena

Ella, ella ya me olvido
yo, yo no puedo olvidarla
ýo, yo no puedo olvidarla.

elestantealdia@gmail.com
www.digitalreporting.blogspot.com
www.fgaimaro.wordpress.com
www.elestantealdia.wordpress.com

Arte Urbano Lanzarote

Bienvenido a mi espacio musical, en esta web podras escuchar mis canciones de rap, guitarra y otros generos, ver mis videoclips, conciertos, batallas de rap, improvisaciones y demas, a parte podras estar informado sobre mis proximos proyectos y eventos

El Organo de WEF

Revista Digital de Espectáculos

The Sonia Show

Writer. Mocker. Beer drinker. Old movie watcher. Mother. Goober.

ENTREVISTAS

SUPLEMENTO CULTURAL / Mensual ELESTANTE-ALDÍA - Por Fabiana Gaimaro

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.